Home Uncategorized • Asegurar a nuestra mascota vale la pena

Asegurar a nuestra mascota vale la pena

 - 

De la misma manera en la que funciona una cobertura médica para las personas, las pólizas de seguro para mascotas suelen ser complejas pero no imposibles y gestiones como la de Jordi Gual LaCaixa, han propuesto un seguro para mascotas. En tal sentido, presentamos lo que se encontró al momento de analizar la cobertura de algunas aseguradoras de salud para mascotas.

Para el propietario de una mascota, alguna enfermedad o lesión grave podría provocar pérdidas financieras que son realmente significativas. Los tratamientos de carácter oncológicos fácilmente pueden llegar a los $5,000; la cirugía para tratar un ligamento desgarrado (ACL) que ha sido provocado por algún salto ejecutado inadecuadamente desde un sofá por ejemplo, puede llegar a costar quizás $3,300. 

Los seguros para mascotas son vendidos con la promesa de que pueden llegar a cubrir diversas cuentas médicas de nuestra mascota, con lo que no nos veremos obligados a considerar la “eutanasia económica” bajo estas circunstancias realmente extremas.

Pero detengámonos a pensar si es más útil y reconfortante que esta seguridad sea más a nivel emocional, o es que ¿realmente es de suma importancia pagar el precio del seguro?. Ante ello, es relevante conocer que 1.4 millones de mascotas en los Estados Unidos y Canadá se encuentran cubiertas por un plan de seguro médico hasta finales del año 2014, de acuerdo a la Asociación Estadounidense de Seguros Médicos para Mascotas (North American Pet Health Insurance Association), un grupo de comercio. 

Tales datos, nos señalan que se trata de menos del 1% de 174 millones de gatos y perros domésticos, aunque esto representa un incremento si se le compara con las 680,000 pólizas que existían durante el 2008. En parte dicho aumento puede encontrarse relacionado con un hecho algo sorprendente: Los seguros médicos vienen a ser uno de los beneficios optativos para aquellos empleados que han obtenido un mayor crecimiento.

Manera en la que funcionan los planes

De la misma manera en que lo hace un seguro para personas, las pólizas para mascotas suelen incluir una variedad de gastos que son deducibles, copagos y primas. Pero diferente a la cobertura para personas, en líneas generales se deben pagar las cuentas veterinarias en su totalidad y esperar el reembolso. A inicios de este año, fue lanzado un servicio que realiza pagos directamente a los veterinarios justo el día en que se realiza el servicio. 

En relación al costo de la cobertura, esta podría aumentar dependiendo de la raza de la mascota, pues es más costoso asegurar a mascotas de raza pura, ya que son más propensas a sufrir de algunas afecciones hereditarias, la edad, pues los planes suelen costar más en la medida en la que envejece la mascota; el costo creciente de los servicios veterinarios, las opciones de cobertura que el cliente seleccione, y el monto de gastos deducibles. 

Un ejemplo de ello, es que Embrace y Healthy Paws acostumbran a pagar un porcentaje que se mantiene fijo de costos que son cubiertos luego del pago del monto deducible. En el caso de otras empresas, estas calculan los reembolsos sobre la base de los “costos usuales y habituales” de los servicios veterinarios en tu zona. Embrace te permite elegir el monto máximo anual que cubrirá cada año ($5,000, $8,000, $10,000 o $15,000); Healthy Paws y Trupanion no tienen ningún tope anual.

También es de considerar que, en su mayoría, las pólizas excluyen las afecciones preexistentes, pero también pueden excluir afecciones específicas de mascotas de raza pura (o cobrarte más por cubrirlas).

Author:Editor