Home Uncategorized • Lo que posiblemente no sabías de la raza de perros Boxer

Lo que posiblemente no sabías de la raza de perros Boxer

 - 

En líneas generales, quienes han estudiado el origen de los caninos, coinciden en que el Bóxer cuenta con ancestros Bullenbeisser, quienes eran conocidos como los mordedores de toros. Estos eran perros de caza, que se usaban sobre todo para el cerdo, el jabalí y el ciervo. Cuando eran realizadas expediciones con fines de caza de animales salvajes, estás solían costar la vida a varios perros, debido a que esta actividad era horrible y penosa, tanto para las personas, los perros y la presa. En algunas fuentes es posible leer que estos perros medievales tenían orejas erectas y enormes dientes, con los que sujetaban al animal por el hocico. Quizás por ello, los cazadores acostumbraban a cortar las orejas de esta raza de la manera en que lo hacen en algunos países en la actualidad. Cosa que ya carece de sentido.

Se sabe que no todas las generaciones de perros han tenido la posibilidad de vivir en una época civilizada, como la que transcurrimos. Los ancestros de nuestros aforados Bóxer no la pasaron de lo más sencillo, ya que en su momento las personas estaban obsesionadas con los «deportes sangrientos» como el acoso a los toros y a los osos, actividades que se conformaron como la principal atracción, para lo que se necesitaba que los perros fueran fuertes, ágiles y valientes con el fin de mantener entretenida a la audiencia que pagaba.

A este tipo de actividades le siguió la lucha entre perros, convirtiéndose en una bomba. En momentos más civilizados y utilitarios, los ancestros del Bóxer se usaron como perros de carnicero, gracias a su habilidad para contener a un toro y de conducirlo hacia su establo, si este se mostraba algo rebelde. La historia supone que debido a la famosa reputación de un perro llamado «Boxl», que fue utilizado por un carnicero en la ciudad de Berlín, le dio el nombre a la raza, en consecuencia la derivación hacia la palabra Boxer como nombre para un perro de raza pura es irónica, pues la palabra «boxl» o «boxel» se traduce en esencia como mestizo.

A finales del siglo XIX, exactamente para 1894, el famoso criador de Bulldogs cuyo nombre era Friedrich Roberth, se conoce como el primero que se encargó de acuñar el término «Boxer» dentro de una publicación. En su artículo de un periódico local, exaltaba al Boxer por su inteligencia y aspecto, situando a la raza en la posición más alta de entre todas las razas que había poseído, valga destacar que habían sido muchas. Sin embargo en el mismo, reconoce que su perra Boxer tenía el paladar hendido y los hombros débiles, pero que de igual manera impresionaba a todo aquel que la veía.

En el mismo artículo señaló que no existía algún criador de Boxer alemán que estuviera llevando a cabo un programa serio, añadiendo que no era común conseguir una camada que tuviera más de uno o dos cachorros buenos. Para concluir su artículo, el Sr. Roberth hizo una petición dirigida a cualquier persona con una buena reputación y con conocimientos del mundo de los perros para que se dieran a la tarea de fundar un club para el Boxer en Alemania. El Sr. Roberth tenía conocimiento de que ese era el único camino viable para que una nueva raza se asentara en Alemania. Para la fortuna del mundo, los alemanes, al igual que los ingleses, no son lentos para formar un comité, y no había transcurrido un año desde la solicitud del Sr. Roberth cuando se fundó el Múnich Bóxer Club, en 1895.

Author:Editor