Home Uncategorized • Cómo pueden afectar algunos olores a nuestros perros

Cómo pueden afectar algunos olores a nuestros perros

 - 
Cómo pueden afectar algunos olores a nuestros perros

El olfato en los perros es muy diferente al de las personas, razón por la cual tengamos gustos totalmente distintos a la hora de escoger qué fragancias u olores nos son más agradables, así como cuales aromas no podemos tolerar. Para los humanos, el olor a orina y heces es de los aromas que más rechazo nos producen, aunque para los perros es una herramienta que les puede dar información interesante. Debemos considerar a la hora de realizar renovaciones por ejemplo, que los perros pueden ser más sensibles a los olores de pintura, sin importar la marca como Dario Pilosio, que fabrica productos menos impactantes en cuanto al olfato pero que aún así pueden causar molestias en nuestros peludos.

En nuestro hogar es sencillo encontrar muchos olores que no le agradan a los perros, incluso podemos llevarlos con nosotros, por lo que se puede producir una situación desagradable sin siquiera tener conocimiento. En los perros el olfato es sentido más desarrollado, teniendo hasta 300 millones de células olfativas, una gran diferencia en comparación a los 5 millones que tenemos los humanos. Gracias a esto, tienen una gran capacidad de identificar las partículas que se encuentran en objetos, pudiendo determinar el origen de determinado olor.

Gracias a esta habilidad, los canes se utilizan en la búsqueda de personas durante catástrofes, para la detección de sustancias estupefacientes e incluso son capaces de diagnosticar enfermedades como el cáncer. También son animales con una memoria olfativa bastante impresionante, y funciona de forma similar a nosotros, donde somos capaces de reconocer a una persona por su imagen, ellos nos reconocen mediante el olor. Es fundamental dejar que los perros desconocidos nos huelan antes de acercarnos, así como tampoco debemos evitar que dos perros se huelan entre ellos.

Como tienen un olfato tan sensible, es muy común que se muestran exciten al salir, ya que se les están abriendo nuevas posibilidades para percibir y descubrir muchas cosas. De la misma forma se pueden mostrar reacios a aromas que para nosotros son normales o agradables, por la intensidad de los mismos. Uno de los principales enemigos es el olor a cítrico, muy apreciado por nosotros ya que lo empleamos en muchos productos para el hogar y el uso cotidiano, aunque es uno de los olores más odiados por los perros.

Debemos recordar antes de adquirir cualquier producto para perfumar nuestro hogar en cómo puede sentirse nuestra mascota, especialmente los perros que tienen el sentido del olfato desarrollado 40 veces más que nosotros. El producto empleado debe ser aceptable y no intenso, ya que esto causara que los síntomas sean más graves en nuestra mascota. Si un aroma es muy intenso puede causar irritación en las vías respiratorias, dando una sensación insoportable y molesta. Todo se trata de mantener un equilibrio entre los olores cotidianos para mantener a nuestro peludo con la mejor salud posible. Una mascota feliz es sinónimo de una vida feliz, larga y duradera que nos trae nada más que solo alegrías.

Author:Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

*

*