Home Uncategorized • Relación entre los niños y los perros Boxer

Relación entre los niños y los perros Boxer

 - 

Posiblemente para quien nunca ha tenido un perro de estas dimensiones, es difícil creer que esta raza pueda llegar a ser tremendamente cariñosa, fiel, muy obediente y emocionalmente equilibrada, ya que además se usa en terapias para las personas que presentan discapacidades, en tratamientos de niños enfermos o como compañía para ancianos.

La raza Bóxer,  son los perros ideales para los niños pequeños

Más allá de que pueda parecernos lo contrario, un perro Boxer siempre va a resultar el mejor perro cuando se trata de cuidar a los niños. Este es un perro que podemos ver en tamaño mediano, hasta un tamaño grande y todo ese tamaño lo refleja en un compañero fiel. Aunque cuenta con un aspecto que parece triste, se trata de uno de los perros más alegres, y es por ello que resulta ideal para tenerlo en casa conviviendo con nuestros hijos y toda la familia.

De acuerdo a las estadísticas, un Boxer es el perro que más niños ha llegado a salvar de morir ahogados, de modo que, si hemos escogido a un perro de esta raza para que pase sus días en casa con los niños, entonces podemos permanecer tranquilos, ya que siempre estarán protegidos. Además se trata de una raza que siempre tienen energías para jugar, sin importar la edad que tengan, por lo que llegaran a convertirse en el mejor amigo de nuestros hijos, sin duda alguna. 

Relación de un Boxer con la familia

Como ya lo hemos mencionado, el Boxer resulta un perro que se recomienda para la vida en familia, debido a que es una raza bastante afectiva y siempre se mantendrá pendiente de los suyos, sobre todo de su dueño. Por el contrario, siempre llegará a mostrarse desconfiado con cualquier extraño y con otros animales, en especial si estos son machos de su misma raza, podrían atacarlos si llegaran a ver que esta en peligro algún miembro de la familia.

Más allá de que no es un perro tan obediente, siempre se va a mostrar dispuesto a aprender, y si llegamos a educarlo y a socializar desde una edad temprana, entonces se convertirá en un gran compañero que llegará a cuidar de nosotros todo el tiempo.

Debido a su tamaño, el Boxer requiere de espacios que sean amplios donde pueda moverse con gran libertad y también dormir a gusto. En lo referente a su manutención, el coste de su comida llega a variar en función de la edad del perro. Un aspecto clave en la crianza de un Boxer, es que son animales que requieren de una gran actividad física que sea constante y regular, por lo que este resulta el animal perfecto para los amantes del deporte.

El Boxer es un perro que siempre le proporcionará un excelente trato a los niños, siempre y cuando se haya socializado desde sus primeros años de edad, y que le hayamos enseñado a los niños a respetarlo como un miembro más de la familia.

Author:Editor